Nos dejó Manolo Aceituno

manuelaceituno

Hace sólo unos días vino al Banco de Alimentos, trabajó silenciosamente, como siempre, y nos dijo adiós de forma cortés y cercana, como siempre. De ahí nuestra sorpresa y desazón al conocer, el viernes, 2 de diciembre, que Manolo había fallecido.

Persona ordenada y meticulosa, tenía un perfil adecuado para realizar trabajos delicados, por eso se le encomendó el control de la expedición de frutas y verduras, en los primeros tiempos de convivencia entre nosotros, y el tratamiento informático de los albaranes de entrada y salida de mercancías, después. También fue miembro de la  Junta Directiva hasta junio de 2016 en la que acreditó su preocupación por los más necesitados de nuestra sociedad y su buen criterio.

Sus profundas creencias religiosas y compromiso firme con los más desfavorecidos le llevaron a colaborar también en la Cáritas Parroquial de la Virgen del Camino.

Con Manolo se ha ido un voluntario que en los últimos seis años ha asistido asiduamente al Banco, por eso quienes frecuentemente lo tratábamos estamos echando mucho de menos su bonhomía y calidad humana, que hacían de él persona querida y respetada por todos.

Manolo, descansa en paz.

Un pensamiento en “Nos dejó Manolo Aceituno”

  1. Al atardecer de la vida nos exaninarán del amor… se ve que Manolo llegaría para sobresaliente. Me uno a la oración y al cariño de su hijo Manolo (de tal palo, tal astilla). Descase en Paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *